lunes, 5 de abril de 2010

tú y tu circunstancia


Aún hay personas que afirman categóricamente (como si al hacerlo, defendieran una postura axiomática) que con Franco se vivía mejor que ahora. Estos individuos suelen reprocharles a los nuevos “politicuchos” de la Democracia, entre nostálgicos arrebatos, que durante el franquismo había menos delincuencia, menos paro, menos drogas, menos prostitución, menos incultura... o sea, menos de todo. Por algún motivo particular han construido una idea basada en el mito del “pasado dorado”, glorificando lo que una vez fue, para ellos, el mejor régimen político que pudo existir en España y vanagloriando el actual sistema corrompido por el libertinaje.

Es curioso que esto mismo me lo expresara una mujer que tenía, por aquel entonces, dieciocho años cuando Franco murió. En ese mismo instante reprimí mis impulsos de “historiador justiciero” y me negué a vomitarle todo un discurso de planteamientos objetivos con los cuales, sin duda, esperaría convencerla de algo. Pese a que yo no viví el franquismo – cuestión que podría servir de argumento para rebatir los míos –, puedo aseverar que la dictadura de Franco fue lo que fue: una dictadura. Y ninguna dictadura (al menos que se haya demostrado históricamente) es buena para el bienestar y el progreso de la humanidad. Quien diga lo contrario que venga y me lo explique con hechos.

Por lo tanto, no quise malgastar ni una sílaba en tan arduo debate con aquella señora. ¿Por qué? Pues porque opino que cada cual con su cosmovisión siempre que, claro está, lo haga respetando a los demás. Por eso ¡gran ventaja! actualmente tenemos total libertad para decir lo que sentimos (libertad que carecían con Franco).

De todas formas, todos somos criaturas moldeadas por manos diversas. Desde que nacemos hasta que adquirimos uso de razón hay un contexto familiar, social y económico que nos influye en la manera de pensar, de ver el mundo. Y no lo digo yo, lo dijo Ortega y Gasset hace muchísimos años: "eres tú y tu circunstancia". Por eso, los que provienen de una familia acomodada sin problemas “de bolsillo”, que pudieron estudiar carrera y, encima, han oído continuamente el discurso panegirista pro franquista de sus antepasados (seguramente porque formarían parte del régimen), no me cabe la menor duda de que siempre pensaron, piensan y pensarán así (aunque hay excepciones); mientras que el “muertito” de hambre que sufrió por llevar un plato de comida a su casa, trabajando de sol a sol, que no pudo expresar su ideología asustado por las tortas del guarda Miguel y que experimentó carencias de todo tipo, éste nunca pensó ni pensará jamás como los otros… pregunten sino a los que lo vivieron.

2 comentarios:

  1. Así piensa mucha gente, la mayoría desprovistos de un criterio sólido y exentos de la capacidad de razonar sus afirmaciones. "Españolito que vienes al mundo"...ya sabes, "una de las dos Españas ha de helarte el corazón".

    Dentro de las dictaduras podríamos establecer sendas diferencias, a pesar de que no estoy a favor de ningún tipo de dictadura, pero no todas las dictaduras son sistemas fascistas y religiosos, hay de otro tipo, algunos "menos malos". "A falta de pan buenas son tortas"; En el mundo de hoy no existe lo mejor, no nos queda otra que las tortas; siempre pongo ese ejemplo, en numerosos temas; y así funciona el mundo, o escoges tortas, o te dan heces. Sólo podemos tener tortas. Mejor las tortas que las heces me parece.

    Claro que la educación, el entorno familiar etc etc etc, influyen en la forma de pensar. Pero para eso se crece también; `para eso tenemos esa capacidad que nos excluye del resto de los animales, pensar por sí mismos, analizar desde cada uno, su "circunstancia" de Gasset, y desarrollar un pensamiento y juicio propios. Aunque la mayoría de la población no lo haga. Lamentablmente.
    El sistema político, la "democracia" también hace sus méritos y se ocupa bien de que el rebaño siga estando lo más alejado posible del razonamiento crítico y autónomo, y continuar guiándonos como al ganado.

    Por cierto, si encuentras alguien que afirma cosas como que "con franco se vivía mejor", "con franco no había problemas de tipo social etc..", que REALMENTE pueda mantener un hilo de conversación y justificar sus argumentos de una forma siquiera básicamente intelectual, no dudes en contarme.

    Abrazos

    ResponderEliminar
  2. En primer lugar, gracias por tu opinión. Y tienes mucha razón en la mayoría de tus planteamientos desde un punto de vista lógico. Aunque podriamos debatir extensamente varios matices que prefiero hacerlo cuando nos tomemos una birra en Casa María si da la ocación.

    Lo cierto es que esa "crítica" y, a la vez, "autocrítica" es difícil de encontrar en este sistema. Dentro de lo que cabe, la Democracia es una especie de heces con tortas mezclado con pinceladas de humanismo. Pero dentro de lo malo es en este sistema (muy deficiente a mi pesar) donde por ahora las personas pueden alcanzar (difícilmente) el beneficio de encontrar el grado de individuo. No una masa unísona que obedece ciegamente. Por eso, me incluyo a mí, que nadie me ha obligado a pensar en algo predeterminado... sino ha sido la ventaja de poder cursar una carrera, de concederme la posibilidad de superarme como persona y de encontrar el camino del anarquismo...

    con eso te lo digo todo. Si eres capaz de pensar por tí mismo, como individuo, alejado de todo tipo de prejuicios políticos, podrás ver el mundo de diferente manera... por eso el anarquismo nunca triunfó ni triunfará... porque es una forma de vida... no un partido político de signo sectario...

    ResponderEliminar