lunes, 31 de mayo de 2010

y llegó el verano

Y llegó el verano, las calores, los ventiladores y los helados de strachatela. Las chicas hemosas, los tintos de verano y los conciertos en los chiringuitos. Las moragas ¡la playita! y los baños a la luz de la sonriente luna.

Y llegó el verano, y con él la alegría, el reggae, las vacaciones, los planes de viaje, los romances estivales.

Este periodo del año es mágico, cualquier sueño puede hacerse realidad. Sólo tienes que dejarte arrastrar por el vuelo de las gaviotas o acompañar el canto del grillo, mientras cuentas las lágrimas del cielo durante una lluvia de estrellas.

En los meses de verano el calor puede llegar a ser un peligroso adversario. Refúgiate en las faldas de la sombra durante las horas más sofocantes y refréscate con el agua fría de la nevera o el incentivo de una birra.

Los colores del campo son característicos: Pardo, castaño, rojizo al atardece, rubio fuego a medio día, azul grisáceo por la noche.

Y llegó el verano, las calores, los ventiladores y los helados de strachatela. Las chicas hemosas, los tintos de verano y los conciertos en los chiringuitos...

(FOTOS DE MI FAMILIA. Arriba mi padre - a la derecha - en un barco cuando hacía la milia; abajo mis tíos Fernando, Pepe y Manolo en la playa de Torre del Mar; y la última foto mis tíos abuelos Fernando y Rafael en la misma playa)







No hay comentarios:

Publicar un comentario