lunes, 7 de junio de 2010

los horrores de la guerra



Hoy el Servicio de Inteligencia del Ejército de los Estados Unidos ha descubierto al soldado que filtró un video espeluznante sobre la masacre llevada a cabo por un helicoptero Apache sobre un grupo de civiles que se encontraban en una plaza de Nueva Bagda y que confundieron con insulgentes.

El suceso ocurrió en el año 2007, aunque fue publicado por primera vez el 5 de abril de 2010 en wikileaks.

Entre los asesinados estában el periodista de Reuters Namir Noor-Eldeen, el conductor Saeed Chmagh, un niño y más de una docena de civiles.

Al soldado, oficial de inteligencia, se le caerá el pelo por filtrar éste y otro centenar de documentos secretos. No se sabe si lo hizo por lucrarse con las exclusivas o porque deseaba que el mundo supiera de las atrociades del ejécito norteamericano.

Lo cierto es que con esta noticia surge una cuestión. Desde que Bush decidió cambiar el orden mundial y emprender dos guerras (Afganistán e Irak) que repercutirían enormemente en la economía mundial, se ha hablado de los "daños colaterales" a la hora de hacer recuento de las bajas civiles en susodichos conflictos. Está claro que Estados Unidos en estas zonas ha empleado un monopolio de la información, por supuesto para tapar todas las barbaridades o fallos técnicos que sus soldados pudiesen lleva a cabo.

Ante todo esto me hago una pregunta. ¿para qué sirve la guerra? Hasta que alguien no vive un conflicto en sus propias carnes, jamás llega a compreder el horror que significa la muerte y la destrucción que le precede. Pese a las imágenes feroces que solemos ver en los medios, no podemos llegar a comprenderlo.

Pero esta mañana algo se ha removido en mis entrañas al ver el video de la masacre. Algo ha chasqueado en mi interior y juro que no ha sido algo bueno. Enciendo la televisión y me entristece muchísimo ver las noticias de lo que está pasando ahí fuera: El mundo está podrido; no se si desde que el hombre es hombre.

ATENCIÓN. El siguiente video puede herir la sensibilidad del espectador. Se ruega que no lo vean menores.




1 comentario:

  1. Qué vergüenza de asesinos canallas son los soldados americanos grabados en el vídeo. Si este es el ejército de la democracia más avanzada del mundo, vamos listos. La falta de respeto hacia la vida humana, la cosificación de los seres humanos es brutal, digna de los nazis de hace 60 años. Heil America, que vas por muy mal camino.

    ResponderEliminar