martes, 22 de junio de 2010

Sobre la crísis. Alex Compaz, colaborador del Blog



¡¡A la rica indignación de la bajada de sueldos!! ¡¡Al bonito sueldo congelado!!

Pues oiga mire lo que traigo:

Mientras muchos llevamos dos años aguantando la crisis. Obreros buscando construcción donde poder meter el cuello.

Operarios regulados, sometidos a reajustes y con cartas de despido. Cooperativas agrícolas dando trabajo por dos meses a trabajadoras con horarios de entrada y salida de madrugada, completando un total de dieciséis horas al día con un “alivio generoso” de hora y media repartido en la hora para la comida y la media sobrante para la merienda cena.

Los pequeños empresarios (los que no han tenido que cerrar), poniéndole dinero a sus negocios de barrio e incluso, en el peor de los casos, hipotecando su sustento, gracias a la ayuda del usurero prestamista que en malos negocios se metió pero como" la banca siempre gana"… e incluso es premiada con inyecciones del Estado, sin atreverse siquiera a darles una pequeña regañina.

Campesinos, ganaderos… el sector pesquero, danzando a las ordenes de la vieja Europa, con precios por debajo de coste y esperanzados de una limosna de la bonita Unión Europea, que marca qué cultivar, criar o pescar.

Observemos ahora a los que deben velar por los intereses de todos los anteriores y cuya única unión es la de poder aguantar el chaparrón. Miremos a los que supuestamente luchan por esos nombrados anteriormente, que andan ahora desunidos y deseosos de que transcurra el tiempo para poder ver una supuesta recuperación económica. Veremos cómo lo único que han hecho es asentir con la cabeza dando queja con la boca pequeña al padre gobierno que les sustenta. Escuchemos unos discursos de primeros de Mayo, que no son más que el pregón de unas fiestas locales y convertidas ya en costumbre adquirida.

Ahora de pronto se “revelan” contra el mal padre, fotocopian a gran tamaño a padres antiguos como Pablo Iglesias (solo por tradición, o para recuperar y hacer creer a algún nostálgico), se montan en movilizaciones, pactando fecha para una Huelga General y por supuesto que sea pasado el verano, pues no nos vamos a cargar las vacaciones que se alargan hasta la primera quincena de Septiembre.

Gentes tranquilidad, los sindicatos patrocinamos y orquestamos a los funcionarios, ¡que ahora les ha tocado a ellos! Que se enteran de que es su hora, que el cinturón se aprieta para todos, se alienta con una ficticia solidaridad social y como siempre se nos ponen enfrentados. Y ahora, antes de que nadie monte en cólera y se cague en mis muertos, como buen acrata moderado de la escuela de Federica Montseny o que se para mucho a pensar las cosas, suelto lo más importante.

Las quejas de los Funcionarios no pueden solidarizarnos al resto de los trabajadores, pues la maltratada clase obrera lleva ya su San Martín a cuestas desde hace días, pero trabajadores somos todos y compañeros al fin, vosotros tenednos un poco de paciencia y nosotros prometemos razonar en nuestra justa medida, siempre que no venga un desgraciado diciendo que los sindicatos defienden a los suyos, que son ellos sus afiliados. Con todo mi dolor no tendré más remedio que contestarle que los más de cuatro millones de parados y los demás que aún andamos cotizando a duras penas también hemos contribuido en mantener las oficinas sindicales y en las adquisiciones de las nuevas de estos últimos años. ¡Qué pena de edificios históricos conseguidos con el sudor del verdadero sindicalista y no con las subvenciones que pagamos todos! Porque tengo una pregunta:

¿Qué han estado luchando estos dos años los sindicatos minoritarios?

Anda la solución la buscas tú porque en ella esta tú destino, sin olvidarse que el funcionario mayoritariamente es clase obrera también, así que actuemos todos como tal.

Fdo. Alex Conpaz.

4 comentarios:

  1. gracias por tu contribución a Hacien... que diga al Blog. Maravilloso artículo. Congratulation, brother!

    ResponderEliminar
  2. La gente, en general, no solo la clase obrera está indignada con la forma de actuar del gobierno durante la crisis. Ahora que se van tomando medidas de verdad, que salvaguardando el sistema de libertades intentan frenar el ritmo de endeudamiento de las Administraciones Públicas, todo el mundo salvo los afectados ven que los funcionarios son los primeros que están organizando protestas porque se sienten el chivo expiatorio de la crisis, mientras que el resto de la clase obrera percibe tal actitud del funcionariado como una muestra de insolidaridad.

    Todo tu artículo es un llamamiento a la unidad de la clase obrera, para que esta actúe de forma coordinada.Y yo te pregunto, ¿acaso no está la nación en manos de un presidente del gobierno del PSOE, Partido SOCIALISTA OBRERO Español? ¿cómo es posible que desde la misma clase obrera se critique las medidas de austeridad y los llamamientos a la responsabilidad colectiva (Vamos, al patriotismo de siempre)que desde el Gobierno se lanzan, y que sean los mensajes del partido que tradicionalmente ha defendido los intereses de la derecha española los que coincidan con los postulados de los representantes sindicales, es decir, no a las medidas de austeridad: no congelación de las pensiones, no bajada de los sueldos de los funcionarios ...

    ¿Unidad de la clase obrera para qué? ¿Para apoyar al PSOE en sus medidas, o para tomar la Calle a base de huelgas generales y que el gobierno o de marcha atrás o convoque elecciones generales?

    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Hablamos siempre de los fallos de unos y de otros. Pero nunca aportamos ideas a este tema. Mucho despotricar y poco aportar al debate.

    Está claro que la crisis se ha generado por factores estructurales (sistema capitalista extremamente liberal, bancos, ciclos, sistemas neocaciquiles, etc.), y por factores coyunturales (boom de la construcción, consumismo, políticas desiteresadas, etc.). Está claro que el Gobierno ha actuado tarde y que no ha sabio afrontar la crísis como "Dios manda".

    ¿Pero te pregunto a tí, al anónimo, ¿Qué medidas hubieses tomado en tu caso o que vieras más apropiadas? ¿Cómo cres que saldríamos de la crísis más rápidamente?

    APORTEMOS ALGO

    ResponderEliminar
  4. Es el momento de la responsabilidad de todos, y creo que todos tenemos que hacer un esfuerzo, eso sí, los que más tienen más y los que menos, pues eso, menos.

    El Gobierno parece que no tiene más remedio que reducir el déficit como sea, y por eso se han lanzado a recortar las partidas que es más fácil de controlar desde el sistema burocrático, las cantidades a abonar tanto a funcionarios como a pensionistas. Porque recaudar un impuesto de forma efectiva es una cuestión difícil que requiere de inspectores, y una subida de impuestos puede empujar a muchos a la economía sumergida, y por lo tanto las medidas de subida de impuestos que ahora se están baranjando son meramente cosméticas, más encaminadas a encauzar el malestar de los segmentos afectados, que a recaudar cantidades significativas de dinero.

    Las medidas serán mejores o peores, pero son las que son, y han sido adoptadas por quien los ciudadanos libremente han puesto en esa responsabilidad.

    Es el momento de cerrar filas, apoyar al gobierno en sus medidas, nos gusten más o menos, ya que es la única forma de intentar salir de la crisis, dejarse de huelgas e historias y cada uno desde su puesto de trabajo ver como puede aumentar su productividad en lo que hace, y de esa forma crear riqueza, puestos de trabajo, y así que poco a poco la crisis vaya pasando.

    Las medidas que yo habría tomado si fuera Zapatero, en su situación hubieran sido exactamente las mismas, quizás hubiera intentado hacer otras políticas con anterioridad, pero a toro a pasado es muy fácil apuntarse medallas inmerecidas, así que no caeré en ese error.

    Respecto a salir de la crisis rápidamente, no es posible, es como si intentas recuperarte de una operación quirúrgica rápidamente, simplemente no puedes. Los mercados irán poco a poco recuperándose, pero viviemos una crisis e largo recorrido cuyo final aun no está a la vista. Ya me gustaría a mí tener la varita mágica contra la crisis.

    Saludos.

    ResponderEliminar