martes, 21 de septiembre de 2010

TERROR



Noche calurosa, aire ardiente. Sueño ligero. Algo se mueve ahí dentro; traidora sierpe del alma intranquila que repta desde tiempos inmemoriales.


Despiertas de madrugada sobresaltado. Emites un grito ahogado, insonoro, que, solitario, tañe en lo más recóndito del ego. Te despiertas aterrorizado con el cuerpo dolorido, flojos los músculos, desorientado: Un pedazo de miedo, a la muerte, acecha. Arrastrándote hacia el lavabo intentas toparte con tu yo material, físico, de carne y hueso, pues te estás desvaneciendo presto.


Entonces, lo ves frente al espejo, desenmascarado, ojos miedosos, en cuyo semblante se dibuja la mueca del horror. Eres tú. Te encuentras, asustado, delante de ti. No ha desaparecido, no ha sido borrada tu sombra del mapa. Continúa en el mundo de los vivos.


Otra mala pesadilla que no consigues recordar, pues se te escapa nada más apartar esa cortina onírica de tinieblas oscuras. Te ocurre a menudo, ¿verdad?, según el estado anímico en que te encuentres. Si supieras qué inquieta tus sueños, podrías combatirlo. No obstante, esto yace muy adentro y necesitas deconstruirte para cazar la sierpe malvada y traicionera... Ya volverás a enfrentarte a ella.


Noche intranquila, sueño etéreo. Otra vez has tenido pesadillas.


2 comentarios:

  1. Buenos dias, al leerte esta mañana, un escalofrio me recorre el cuerpo. No se si como lo describes es una xperiencia tuya, o te documentado. -Una grieta en el cerebro, devido a un trauma, que no he conseguido superar.- esa es la explicacion del especialista. MIs noches son mas terrorificas, que cualquier pelicula que se haya podido rodar.Traigo paz a mis dias. Pero cual maldicion de cuento de hadas, llega la noche y mis ojos se cierran en vano mi esfuerzo por mantenerme despierta, un rato mas.Son las 11 de la mañana, aun me quedan muchas horas de luz. Salud y Suerte.

    ResponderEliminar
  2. Es el miedo... esa sierpe traidora que nos acompaña durante toda la vida...

    ResponderEliminar