domingo, 12 de septiembre de 2010

Una estatua muy polémica

Las dos imágenes polémicas. Arriba, la estatua actual. Abajo, el cartel de Auxilio Social de los años 40
___________________________________________________

No se lo que ocurre en mi pueblo que sus representantes políticos cada vez son más ingeniosos. Se sacan debajo de la manga todo tipo de sagaces artilugios para saetear al “contrario”. O eso, o que algunos no tienen ni puñetera idea de lo que se cuece en el underground consistorial. Por lo tanto, deberían ser más consecuentes, más aplicados, con las cosas que suceden.

Hace poco surgió una noticia desalentadora a raíz de la inauguración de una estatua en la Avenida de la Pasionario, nombre éste último que, de por sí, generó en el pasado bastante “majao”. Esta vez, los argumentos estaban mejor preparados y, como yo tengo un poco de intuición felina, me parece que existe una cortina de humo en tal asunto, o sea, que tengo la certeza de que fue una estrategia magistral de la oposición bonillesca contra el equipo de gobierno actual. Presten sus pupilas y atiendan:

Hay que contar, primero, con el hecho de que prácticamente ya ha comenzado la campaña pre-electoral: la cuenta atrás por la supremacía del poder; lo que quiere decir que la lucha por romper los cercos de unión o crear nuevas treguas políticas estará en el orden del día a partir de ahora.

Dentro del plan de ordenación urbanística de la ciudad, vinculado directamente con Infraestructura (la concejalía más poderosa del gobierno), se encargó una escultura para decorar una rotonda en la Avenida de la Pasionaria. El tema es que esta concejalía está gobernada por el grupo de Salvador Marín, o sea, por Izquierda Unida, y ellos pensaron interesadamente en erigir una estatua en honor a Dolores Ibárruri, personaje histórico muy repelido por los nostálgicos pro-franquistas veleños. Si a priori el hecho de haberle puesto este nombre a esta vía fue óbice para demandas contrarias, ahora con tal propósito se abriría la caja de Pandora y, seguramente, se liaría la de San Quintín.

No obstante, la alcaldesa veleña se negó rotundamente y, hasta el día de la inauguración, la forma y temática de la obra fue un auténtico enigma para los veleños.

Cuando trajeron la estatua, la precintaron, embutiéndola en plástico negro para que nadie pudiese verla, acrecentando aún más la curiosidad y, ¿cómo no?, la morbosidad.

No obstante, una mañana el precinto apareció arrancado, y descubrimos que se trataba de la figura de una hermosa mujer alzando con sus manos a un retoño. ¡Fantástico!, aclamarían muchos, no era la señorita Dolores. Al fin, los ediles tuvieron que explicar que aquello simbolizaba la Maternidad.

A continuación, llegó el día de la inauguración y, con ello, el surgimiento de la discordia.

No se si ese mismo día o un día antes, el PP lanzó un comunicado de prensa afirmando que aquella estatua - de catorce mil euros y hecha de granito - suponía un “sarcasmo absoluto”, fruto del cinismo y la irresponsabilidad del equipo de Gobierno. ¿Y sabéis qué argumentos emplearon? Dijeron que aquella figura de piedra era una copia de un cartel emitido por el Auxilio Social durante los años cuarenta, o sea, que representaba valores franquistas basados en la mujer subyugada a la familia y al hogar. Y, para colmo, esa estatua se encuentra ubicada en una Avenida que recibe el nombre de una mujer que estuvo a favor “del aborto y del amor libre”. ¡Guau! Sin palabras.

Salvador Marín no acudió a la presentación como gesto de protesta y los dos aliados se echaron tierra encima mutuamente por mencionado “fallo técnico”. ¿Cómo es posible que con un equipo de gobierno tan izquierdista se cometa el error de erigir iconografía franquista?

La similitud entre la estatua y el cartel, entre nosotros, es nimia. Tan solo coinciden en la pose, pues ambas mujeres levantan con sus brazos a un niño, con la peculiaridad de que en la estatua el niño mira hacia la madre y en el cartel, el niño está de espaldas a ella.

Entonces, me hice varias preguntas. Me pregunté cómo era posible que Bonilla empleara tales argumentos, cuando el cartel supone un documento histórico para especialistas y coleccionistas. Me cuestioné si un político podía llegar a tal grado de conocimiento con todas las obligaciones que tiene que soportar en su mal llamado oficio. Pensé que todo aquello suponía una estratagema bien desarrollada, generada por una mente sabia, un quintacolumnista de Infraestructura, el cual desarrolló el plan con una sutileza encomiables. Me dije a mi mismo que, quizá, el que ordenó a la empresa la realización de la estatua había elegido él mismo la forma de la obra con un único objetivo: devolvérsela a los ibarruristas por permitir poner el nombre de la Pasionaria a la Avenida y, al mismo tiempo, sembrar la enemistad en el campo enemigo.

Bravo. ¡Excelente! Buen tanto.

(Con un toque de humor). No se si todo esto es una paranoia de mi mente retocida, pero me he tragado todas las películas de Perry Mason, además de series como Colombo y "se ha escrito un crímen". Por eso a mi todo esto me huele mal.

De todas formas, como decía ese calvito romano al cruzar los Apeninos y enfrentarse a los galos: alea jacta est. La suerte está echada. Apuesten, señoras y señores.

5 comentarios:

  1. Chesko, sí, el PP de Vélez busca polémicas pintorescas de donde puede, pero a la ciudadanía no le importa a qué se parece la estatua, sino el cuanto y como se ha pagado. Creo que tu ciego posicionamiento socialista en lo local a ultranza queda una vez más de manifiesto.

    Por cierto, la frase "alea jacta est" no la dijo Cayo Julio Cesar al cruzar ninguna cordillera, y muchos menos los Apeninos, por que son los ALPES los que separan Italia y Francia, antigua Galia, sino al cruzar el río Rubicón que era el punto hasta el que los generales romanos podían aproximarse a Roma con su ejército armado, y con tal acción comenzó una guerra civil.

    Saludos ;D

    ResponderEliminar
  2. admito el fallo histórico, y más viniendo de un historiador. Craso error.

    Y con respecto a lo primero, no es la primera vez que usted reincide con lo mismo, quien quiera que seas. O una de dos, o sabes cuáles son mi raíces (porque conoces a mi familia e incluso a mi), o te dejas llevar por tus prejucios políticos. Pero te diré que no tienes ni idea de cuáles son mis ideales (seguramente te basarás en la primera opción). Y esto si es una frase fidedigna, no "Alea Jacta Est", seguramente inventada por Suetonio.

    En cambio, usted no da la cara y me gustaría saber quién es, para así poder invitarle a una cerveza mientras platicamos. Si sigue escondiéndose, llamaré a la Interpol... o mejor, a la KGB

    ResponderEliminar
  3. Te conozco a ti y tambien a tu familia, y os aprecio, y hombre no te tomes a mal las críticas. Yo no tengo ningun interes por la política, y menos por la política local, porque hoy por hoy no hay candidatos capaces de entusiasmar.

    Sin embargo opino que si quieres darle nivel al blog lo mejor sería ni mencionar la política, y mucho menos la local, y si lo haces por el motivo que sea, por lo menos intenta tratar a todos por igual y con respeto.

    Por cierto, que no tengo que esconderme ni nada, porque no he cometido ningun crimen. La próxima vez que te vea te digo quien soy y ya está.

    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Buenas. Mira, te contaré una cosa personal. Yo he mamao la política desde que era un niño casi en pañales. En mi casa siempre se ha hablado de política, sobre todo cuando se acercaban las eleccione. Me acuerdo que desde mi habitación escuchaba a mi padre y a mi hermano debatir hasta altas horas de la noche. Por eso, es indudable que esto me haya influenciado. Pero lo que tú no sabes es que he tenido muchas desavenencias con mi familia por mi posicionamiento "anarcoide".

    Con lo relativo a escribir de política en el Blog, pienso que todavía no he faltado al respeto a los políticos veleños. Es verdad que empleo el sarcasmo y la ironía, pero forma parte de lo recursos críticos que empleo. Creo que la crítica es imprescindible para, al menos, hacer pensar a la gente y cuestionar lo que nos tragamos inconscientemente en este, cada vez más, "Gran Hermano" lleno de mentiras e ignorntes posicionamientos.

    Y la verdad es que se intenta ser parcial con todos los políticos locales y el circo que tienen montado(y sinceramente no llegan a la altura ninguno de ellos)

    y sí has cometido un crímen!!!... Éste mismo, el que haya escrito 300 líneas enrollándome de esta manera.

    saludos

    ResponderEliminar
  5. Hola chicos!. Ni uno ni otro tiene la solución, quien tiene la varita mágica es la experiencia de la ama de casa con el marido en paro, o la madre divorciada que limpia escaleras sin seguridad social y ademas su "ex" no le pasa ninguna pensión, o la que tiene un familiar enfermo dependiendo de ella y un largo etcétera de situaciones reales.
    Mientras no me convenzan "ni unos ni otros" seguiré echando el sobre vacío.
    Sobre el parecido que pueda tener la estatua, la verdad, ni me había "fijao", solo me fijo donde estan mas baratos los productos de primera necesidad. M.J.

    ResponderEliminar