jueves, 2 de diciembre de 2010

Los hermanos Marx


Groucho, Gummo, Minnie (madre), Zeppo, Frenchy (padre), Chico y Harpo en 1915



Hoy quiero hablaros de humor para endulzaros un poco la vida; en especial hablaré de unos humoristas que, allá por mi adorada infancia, me hacían reir a carcajadas. Se trata de los Hermanos Marx, Groucho, Harpo y Chico. Todo el mundo los conoce por las obras que llevaron a la Gran Pantalla, aunque antes que el cine, esta familia tenía detrás una dilatada experiencia como artistas del vodevil en los escenarios de Broadway.

En sus inicios, a principios del siglo XX, los Marx eran una familia neoyorquina de origen alemán dedicada exclusivamente al mundo del espectáculo, como bien se puede observar en la la foto de entrada. Comenzaron cantando en los más importantes teatros. Es más, por aquel tiempo todo el que quisiera triunfar en Broadway estaba obligado a saber bailar, cantar y tocar algún instrumento. Los hermanos se caracterizaron por sus grandes dotes como músicos. Groucho cantaba y tocaba la guitarra; Harpo practicamente tocaba de todo aunque su especialidad era el arpa; y Chico tocaba maravillosamente el piano.

La comedia fue introducida por la familia tras un episodio sucedido en un teatro de Texas en 1910. En mitad de la función y al escuchar fuertes ruidos en la calle, el público abandonó la sala y salió al exterior curioso por conocer el origen de tales intromisiones. Cuando la gente regresó a sus asientos, Groucho los insultó diciendo que allí había muchas cucarachas; pero el público, en vez de enfadarse, prorrumpió en efusivas carcajadas. Esto hizo pensar al mayor de los Marx y supo desde ese preciso instante que si introducía en las obras la comedia podría sacar mayor ventaja. Así es como comienza a desarrollar sketches y gajes basados en un humor absurdo, sátiro, irónico y burlón (hacia el sistema y las clases altas) que les caracterizaría a lo largo de su carrera.

En los felices años 20 nacen los personajes que les lanzará al cine. Grouch se pinta un bigote con betún negro y adopta la forma de caminar a zancadas; Chico toma prestado de unos vecinos el acento italiano; Harpo se pone una peluca roja e interpreta a un mudo; y Zappo representa a un serio y gentil adolescente (vemos que al principio eran 4 Hermanos). Su éxito fue rotundo y se convirtieron en las estrellas del teatro musical del momento.

Es en 1929 el año que la Paramount los lanzó al celuloide con "los cuatro cocos". A ésta le siguión un montón de películas hasta 1957.

A continuación, a exposición algunos de los sketches correspondiente a varias de sus películas:



La escena del camarote en "UNA NOCHE EN LA ÓPERA". Aún me saca una carcajada después de haberlo visto millones de veces.



Los Hermanos Marx y el reconocimiento médico en "UN DÍA EN LAS CARRERAS"




La escena de los sombreros. jajajajaja



Graciosa escena del duo pianista


No hay comentarios:

Publicar un comentario