jueves, 13 de enero de 2011

Estrella de Poniente

Después de la tormenta consumista que sufrimos durante las navidades, después de tres semanas encerrado por culpa de un resfriado, después de veintiún días de profunda meditación, el sol ha vuelto a salir de su escondite para darnos nuestro no-merecido calor. La tierra sangra. Pájaros muertos caen del cielo y miles de peces salen a flote extrañamente sin vida como si de un castigo bíblico se tratara. El estruendo de balas y misiles, fabricados en el Primer Mundo, sigue sonando por las fronteras del hambre. El clima cambia y el suelo tiembla. La Bolsa se zarandea en manos de yuppies, lobbies y chovinistas del euro. Los niños del planeta fallecen de inanición mientras que algunos se aventuran a afirmar que el mundo se acabará en el 2012.
Siempre lo mismo. Siempre fue lo mismo. ¿Siempre será lo mismo?, me pregunto al subir la montaña... Y sigo sintiéndome solo.

1 comentario:

  1. Me ha gustado la canción.

    Tenemos que echar la vista a un lado y darnos cuenta de cómo la tierra nos llama, de como llora. Debemos ayudarla de la forma que podamos.

    ResponderEliminar