lunes, 7 de marzo de 2011

Cómo hacer una raíz cuadrada




Sí, también yo me pregunté en su momento para qué sirve resolver raíces cuadradas. En la vida cotidiana nos bastan usar ecuaciones básicas que nos aportan conocimiento para desarrollar nuestras aptitudes, digamos, económicas. Pero una raíz cuadrada es algo totalmente abstracto, como si un matemático se hubiese inventado una serie de reglas, a modo de juego, que valiesen únicamente para diversión suya. Es más, las raíces cuadradas sólo sirven para enseñar a las personas a programar máquinas que las hagan, o sea, una tremenda estupidez. Sin embargo, las raíces cuadradas se dan en clase con una finalidad clara: entrenar la intuición y la mente de los niños para otras operaciones reales, con un fin claramente didáctico.

Así es como me dispuse a rememorar mis aptitudes "raicistas" completamente olvidadas, apartadas, esfumadas de mi intelecto, desintegradas. A decir verdad, yo aprendí a hacer raíces cuadradas con la calculadora. Pero ahora quiero superar a la maquina, por lo tanto me dispongo a aprender a hacer raíces cuadradas a mano y sin máquina.

Aquí tenéis podréis aprender a hacerlas pinchando aquí.

5 comentarios:

  1. Buen enlace, pero mi opinión profesional es que no pierdas el tiempo recordando un algoritmo que ya casi ha desaparecido de los currículos.
    Lo suyo es que no se pierdan los libros donde algún majara lo escribió pa que los que programan las calculadoras tengan dónde acudir...
    :)

    ResponderEliminar
  2. Pues entonces explícame cómo es que tengo que explicarle a una niña de 1º de la Eso las raíces cuadrada.

    ResponderEliminar
  3. Siempre es bueno volver a poner el práctica lo olvidado y dejar de utilizar los aparatos.

    ¡Tenemos que ser menos vagos! :-)

    ResponderEliminar
  4. CASI ha desaparecido, pero aun anda por ahí. Y para colmo en 1º de ESO, cuando el alumno tiene que aprender cosas mucho más importantes que algoritmos sin ningún significado.
    Enséñaselo, pero sólo pa que apruebe. Hacer raíces así, en mi opinión, es perder el tiempo (si es por no usar aparatos hay otros métodos manuales con los que se enseña a pensar y no a vomitar un proceso mecánico).

    ResponderEliminar
  5. Euler, si estoy de acuerdo contigo.
    La finalidad de la verdadera educación se está perdiendo. Que como mencionas, es hacer pensar; guiar y ayudar a las personas a comprender, a adquirir conocimientos y aptitudes, a ser conscientes de sí mismos y del mundo que nos rodea.
    Aún así, creo que quedan algunos profesionales de la educación que la salvan, ¿no? Los que se siguen preocupando. Lo peor de todo es que éstos se encuentran con bastantes límites o factores que impiden propiciarla.
    La “falta de tiempo” creo que es uno de los más importantes y que hace recurrir a la utilización de aprendizaje memorístico (siguiendo con tu ejemplo) en vez del aprendizaje significativo.

    ResponderEliminar