domingo, 18 de septiembre de 2011

Disfrázate


Hoy quiero hablar de disfraces. Todos tenemos disfraces con los que solemos mostrarnos o lucirnos de cara al público. Un disfraz es una forma de sentirse integrado en un determinado grupo; es también un modo de esconder complejos y prejuicios; es un estilo de moda. Por naturaleza, el ser humano es un animal gregario y necesita formar parte de algo - un clan, una tribu, una banda, una secta, un partido, etc. - En tales casos la pertenencia a una u otra clase se basa en la protección, en lazos consanguíneos, por cuestiones sociales, por intereses e incluso por moda. Todos poseen una estricta cosmovisión de su propio universo, al mismo tiempo que visten con colores, peinados, distinciones que les hace ser diferentes del resto de la humanidad.

En la música pasa lo mismo: cada estilo de música tiene unos disfraces caractaerísticos, un baile y un mensaje típico que los singulariza, además de que existen enfrentamientos entre modas musicales (os recomiendo una película muy buena que habla del fenómeno musical-tribu urbana: Quadrophenia, algo así como los Mods contra los rockers). De todas formas, hoy en día, esto tiene un trasfondo económico más que otra cosa. Al principio, todos los "movimientos musicales" (Punk, Reggae, Blues, Rock, etc.) surgieron en ambientes sociales precarios, era la música de los menesterosos, por lo tanto había una gran pureza en ellos. Después, conforme la música se convirtió en un negocio, el dinero lo transformó todo y hubo una metamorfosis: el producto - el fenómeno.

Os pondré un ejemplo. Hace poco estuve en un concierto reggae. El ambiente dejaba mucho que desear, pues el público no pasaba de los 19 años, chicos y chicas "de buen vestir". Había un Discjockey que pinchaba los samples y un cantante con un look más hip-hop que reggae. Entonces, comenzó a cantar una letra aparentemente reivindicativa que decía: "¿cómo te puedes llamar rasta, si bebes Coca-Cola y tienes camiseta de marca?". Como comprenderéis, me largué del lugar a la mínima de cambio. ¿Por qué? Porque aquel cantante tenía una camiseta de marca y un coche BMW. No comments.

Ahora os voy a mostrar las diferentes expresiones musicales, a través del baile, de la vestimenta y de las expresiones faciales o gestuales:


1- En primer lugar tenemos el baile PUNK. Pantalones militares o vaqueros de pitillo rajados, botas de campaña, crestas, camisetas con la "A" de Anarquismo serigrafiada y un baile amorfo que denota el pasotismo más desmedido. El siguiente video es de un concierto Punk en México y lo que estos enloquecidos chavales hacen es un "pogo": aunque yo he presenciado pogos más agresivos que éste.






2- Heavy Metal: color negro, muy negro, melenas al viento, pantalones y camisetas con tachuelas de plata, poses, gestos y miradas guerreras; sencillamente, "saca el metal que llevas dentro, ¡por Odín!". Video: Hammerfall, banda sueca.





3- Hip-Hop: sacude tu cuerpo de forma frenética, coordinada, acrobática. Pero no olvides tener un cuerpazo para salir en los videoclips de Snoop Dogg.





4- House: Bailar como si fueras el tipo más chulo del "mundo mundial" es tarea difícil. Y si no que se lo digan a este menda. ¡Vacilón, vacilón!





5- Reggae Dancehall: modalidad electrónica del reggae, es el reggae de discoteca, hecho para bailar. Si observas bien, comprobarás que este baile mama de la danza étnica de algunos países africanos, aunque por supuesto no van en taparrabos, sino con ropa de Ralph Lauren.





CONTINUARÁ...

1 comentario: