martes, 27 de marzo de 2012

cartas desde la crisálida




Puede que sí. Desde que te conocí te he alabado por tu fortaleza. Eres una mujer fuerte que decidiste tener una hija y criarla tú sola con todas las desventajas que eso suponía. Además, tienes un encanto que pocas chicas que conozco poseen. Puede que sí, una vez en el pasado pude planteármelo.

Pero a día de hoy atravieso un momento delicado y me planteo vivir libre, sin ataduras. Porque, para ser sinceros, mis amores no han durado más de día y medio, y como el fulgor de un cohete en un cielo nocturno, se esfuman repentinamente tras la explosión.

En el pasado únicamente tuve una pareja y me pasé casi dos años embelesado, después de lo cual ella me abandonó partiéndome el corazón. Desde entonces no he vuelto a enamorarme y, créeme, soy hombre de principios: Si no me enamoro a primera vista, nunca podría comenzar una historia escrita con miel y néctar de flores. Ésta es, quizás, mi condena.

Cuando ella me dejó, lo pasé realmente mal. Busque con ansiedad un reflejo de su misma alma en cada beso, cada caricia, cada abrazo que daba a otra mujer, sin percatarme del grave error en que estaba incurriendo. Luego, pasó el dolor, pero ya todo fue distinto. Siempre tuve miedo de volver a sentir el deseo, para luego emborronarme en el desamor.

Los años iban pasando. Para entonces ya había adquirido una independencia plena, mezcla de manías y escrupulosidad. En cuanto entablaba una relación seria, tras habernos acostado, mi alma huía, y todo lo que pudo ser, se evaporaba. Así fue como fui de flor en flor chupando del néctar efusivamente, desaforadamente; con el tiempo olvidé su auténtico sabor.

Ya no sé si en el futuro volveré a amar a alguien, o si, por el contrario, nunca más el amor vendrá a este viejo corazón.

5 comentarios:

  1. Puede que sí, que la vida te haya
    conducido a ese camino.
    Puede que ese viejo corazón
    no vuelva a conocer el amor.
    Puede que sólo se ame una vez
    en la vida... o puede que no...

    A lo mejor esperas que alguien abra
    el candado que aprisiona a tu corazón,
    pero olvidas que entregaste la única copia
    de esa llave...y ella se marchó...
    sólo tú puedes abrirlo desde tu interior.

    Una vez alguien me preguntó
    si alguna vez me había enamorado,
    y mi respuesta fue:
    "sí, creo que lo he estado".

    Mas ahora sé que no.
    Nunca lo estuve en el pasado,
    pero ahora me doy cuenta de que sí,
    recientemente he amado...

    Y quizás por no cometer errores del pasado,
    más que nunca he errado...
    Pude haberlo dado todo y no lo hice,
    aún cuando quise haberlo dado...

    He fingido, he actuado,
    he hablado sin pensar.
    He callado lo pensado,
    y he sentido sin actuar.

    Da miedo amar,
    es bello ser amado;
    mas se vive en desdicha cuando
    de ti huye tu amado.

    sé que no se ama sólo una vez en la vida,
    o al menos, así yo quiero pensarlo...
    porque si fuera de otro modo,
    aquí y ahora me estoy condenando...

    Lo que sí sé, a juicio certero, es que cuando
    de verdad amas algo... hay que dejarlo marchar.
    Y si la vida lo quisiera,
    nuestros caminos se volverán a cruzar.

    Cierro las manos y aprieto con fuerza...
    te escapas como el aire entre mis dedos...
    que me acaricia pero que se desliza,
    que transita y se va...

    Debo entender que el viento nunca fue mio,
    debo entender que el viento no puede amar...

    Adiós.

    ResponderEliminar
  2. Despues de leerte, pienso que el desamor crea mucho arte.

    ResponderEliminar
  3. Ni que lo digas!!!!! las mejores poesias y las mejores canciones se escribieron durante la desesperación causada por el desamor......Una lastima!

    ResponderEliminar
  4. Cada día nuestro cuerpo llena o mejor dicho, satura de instantes nuestra alma.

    ¿Qué seríamos sin recuerdos? Realmente nada, estaríamos vacios por completo.

    Ahora han creado incluso un banco virtual de recuerdos , para luchar contra esa terrible NADA que se apodera de algunas de nuestras personas más queridas y las deja llenas de ella....."LA NADA".

    A menudo me topo con ese anuncio en televisión y pienso...voy a formar parte de este banco tan preciado , voy a donar uno de mis recuerdos ¿Por cual me decantaría?.Soy una de esas personas afortunadas que tengo bastantes recuerdos. Muchos buenos, otros inmejorables, algunos mejor olvidarlos...pero claro, ahí está el problema, nuestro cerebro es muy listo, pero poco habil; no es capaz de liberarnos de esa pesada carga que nos producen esos instantes, aquellos de los que queremos desprendernos, esas imagenes, esas palabras que nos duelen, no somos capaces de borrarlas, esas las recordamos una y otra y otra vez, dejamos que se nos claven, se astillen para los restos de nuestros días y las llevamos clavadas en nuestro más profundo ser para siempre, aunque nos cause dolor, aunque nos haga revivir con ira o reproche esos momentos, es algo que no podemos evitar.

    Los humanos somos tan extraordinarios que somos capaces de recrear una historia sucedida hace muchismo tiempo, en ocasiones incluso años, con tan solo abrir un frasco de perfume......mmmmm su perfume, cuántos momentos maravillosos nos trae.....llegamos a quedarnos con ese frasco vacio tan solo para revivir una y un millon de veces ese beso, esa caricia.....ese perfume.....

    Somos extraordinarios.....pero tan complejos; si somos capaces de revivir a traves de un olor......¿porqué podemos echar de menos algo que no hemos conocido?

    ¿porqué nos duele cada día ese alguien que jamás ha llegado a existir?.

    No conocemos si quiera el olor de su perfume...el aroma de su piel, la suavidad del roce de sus manos, o la dulzura de sus labios....¿porqué sigo deseandote?.

    Nuestra alma está llena de recuerdos.......quizas sean anhelos los que guarda nuestra mente.

    ResponderEliminar
  5. Mmmhh... me suenas muy familiar a alguien que conozco y que terminó conmigo.

    ResponderEliminar