lunes, 10 de septiembre de 2012

por fin... el amor



Por fin, después de muchos años perdido en el vasto océano, tras haber frecuentado infinidad de estuarios, por fin, el amor ha anclado en el viejo puerto de mi corazón. No hay palabras para describirlo. Solo se siente, se respira, se palpa... los pies se despegan del suelo y comienzas a levitar; tus sentidos se agudizan mientras que tu corazón palpita, se estremece y bombea a una velocidad inimaginable... eso es amor. Eso y las ganas de estar junto a la persona que amas para hacer planes, para escucharla, para protegerla, para sentirla cerca.

Ni la distancia, ni el tiempo, ni los obstáculos de la vida podrán romper lo que ahora siento. Jamás pensé que mi corazón oxidado pudiera volver a funcionar de nuevo. Sí. Ahora lo siento. Y por eso alzo el vuelo, levito, planeo... me deslizo sobre las olas, como en la foto.


4 comentarios:

  1. Aférrate a ello como si no existiera el mañana...entiendo lo que sientes...algunos no se atreven a explorarlo y lo pierden tontamente...mantén esas alas abiertas siempre y vuela sin miedo

    ResponderEliminar
  2. No hay cosa más bella!! Alegra saber que al menos tú lo has encontrado! que no decaiga!

    ResponderEliminar
  3. Felicidades...de corazón...me alegro mucho por ti.
    Tanto que me dijiste...tanto que renegaste de este maravilloso sentimiento...
    Imagino que sabes que nunca me convenciste, siempre supe que yo tenía razón...que el amor si existe, y es maravilloso...aunque debemos creer en él, y diferenciarlo de caprichos y demás sentimientos.

    Espero que lo disfrutes y que sepas retener al máximo esta indescriptible sensación, que el tan criticado y magullado "amor" nos deja.

    Encontraste tu puerto...me alegro inquieto bucanero...

    ResponderEliminar
  4. Me alegro que lo hayas encontrado. Yo acabo de perderlo y es la peor sensacion del mundo. Creo que hay veces que es mejor tener un corazon de hielo y es a lo que ire yo.

    ResponderEliminar