martes, 5 de marzo de 2013

Desahucio a un Grande de España



Iñaki Undangarin lleva dos meses sin poder afrontar los pagos hipotecarios de su mansión de Pedralbes, de cuyas cuantías la Infanta Cristina es valedora también. Esto quiere decir que ella es responsable del 50% del pago de la hipoteca que el banco les prestó en el 2004, un crédito de nada más y nada menos 5,8 millones de euros.

Últimamente, los medios de comunicación hablan mucho de un posible desahucio. La polémica salta a la vista cuando nuestro Iñaki, ex-miembro de la Casa Real, tiene que pagar una fianza civil de 8,2 millones de euros que la fiscalía le exige por los delitos de prevaricación, malversación, fraude a la administración y falsedad documental. Ahora la mansión de Pedralbes se ha convertido en el objetivo de dos gigantes rapaces: el uno, la Justicia, para sufragar la fianza; el otro, la Caixa, por haberles concedido un crédito y por impago del mismo.

Hasta aquí todo está claro. El duque de Palma deberá pagar, o al menos eso es lo que dictaminan las leyes, ¿no es cierto? Si uno no paga a los bancos, éstos te embargan las propiedades. Si uno roba a la sociedad, debes devolver lo que has robado. Da completamente igual quien sea el delincuente, ya sea un noble ya sea un pedigüeño. En teoría las leyes son fáciles de ejercer, pero en la práctica se producen alteraciones tan indignantes como el caso que nos atañe. Así es, querido lector, sigan leyendo a continuación.

Resulta que hoy hemos leído la siguiente noticia en distintos medios[1]:

 <<El banco con el que el duque de Palma tiene contratada la hipoteca de su casa de Pedralbes en Barcelona le ha ofrecido un periodo de carencia de cuatro años, lo que significa que durante ese tiempo no deberá abonar la cuota mensual correspondiente>>

Por si fuera poco, después de todas las desfachateces que ha cometido, de un dinero que ha robado y no aparece por ningún lado, quizá resguardado a buen recaudo en Suiza, parece ser que el título de duque le vale para saltarse las leyes a la torera; para eso es el marido de la hija del rey. La Caixa le perdona la deuda durante cuatro añitos, mientras a miles de españoles los están desahuciando  por muchísimo menos y de forma despiadada.

Los bancos no entienden de las situaciones económicas de muchas personas que han sido forzadas a desalojar sus hogares porque han perdido el empleo y han sido incapaces de seguir pagando la hipoteca; los bancos no saben de los suicidios en España, consecuencia directa de los desahucios; tampoco quiere entender la angustia de muchas familias que han perdido su casa y aún así deben seguir pagando a los bancos de por vida. Pero si se trata del duque de Palma, del yerno del rey, de alguien que tiene millones ocultos en paraísos fiscales, a ese sí le permiten prorrogar la deuda, para eso tiene un título nobiliar.   
     
He llegado a la conclusión de que los principios de igualdad judicial de mi país no existen, que seguimos siendo un país de corruptos crónicos y caciques omnipotentes, que las leyes son interpretadas según los dígitos de tu cuenta corriente, que el sistema democrático está pervertido y debilitado por un problema estructural que venimos arrastrando desde tiempos inmemoriales. Mientras miles de ciudadanos españoles sufrimos el atosigamiento del sistema neo-liberal, donde los bancos y las entidades multinacionales nos tienen totalmente oprimidos, todavía existen ladrones de guante blanco (con los seudónimo de “políticos”, “empresarios”, “directores de bancos”)  que nos expolian incívicamente y, aún así, se libran del castigo y permanecen inmunes.

En fin, que todo seguirá igual hasta que no se produzca una auténtica revolución de las conciencias, pero esto nunca sucederá mientras el  sistema nos siga emponzoñando con elementos de disuasión, el  “pane et circus” moderno, como los deportes de masas, la prensa sensacionalista, la telebasura y los programas del corazón o los “reality shows”, el cine de acción libidinoso y violento impuesto por Hollywood, los mensajes panfletarios de los medios de comunicación que nos inducen al consumismo más atroz e inconsciente que el hombre jamás haya conocido y, sobre todo, el gran engaño de “la sociedad del bienestar”.

¿Acaso me debería de sorprender? ¿Es mi voz la única que clama en el desierto? ¿Alguien piensa como yo? ¿Habrá esperanzas en el futuro?



[1] Diarios digitales donde la noticia se ha publicado: La Provincia (diario de las Palmas), La Nueva España, La Pauta Informativa, ASNEF, Diario Información, La Opinión de Murcia, La Opinión de Zaragoza, Levante, etc. 
Foto de la portada.Fuente: http://antizos.wordpress.com/  

1 comentario:

  1. Hace treinta años que tengo libreta con la Caixa, desde que estallo esta noticia de Urdangarin, esta entidad tiene los dias contados conmigo como cliente.
    Igualmente con telefonica no quiero saber nada M.J.

    ResponderEliminar