martes, 23 de septiembre de 2014

¿Qué es el grupo PODEMOS?


Analizando el actual contexto político de mi país, desde el extranjero, y tratando el polémico tema del creciente apoyo ciudadano a PODEMOS, he llegado a la siguiente conclusión: El grupo PODEMOS, a mi entender, no se trata de un movimiento oportunista, populista y sin fundamentos, tal y como nos quiere vender la caterva de conservadores de viejo cuño que tanto abunda por allá. El grupo PODEMOS es el resultado de un cambio de conciencia que, paulatinamente, se está generando en España y que, a su vez, se remonta bastante atrás en el tiempo. 

Llegó un momento en que la conciencia ciudadana comenzó a cuestionarse los propios fundamentos de la Democracia, sobre todo en aquéllos que fueron partícipes de los interesantes cambios que se produjeron en los años ochenta y noventa (la caída del muro de Berlín, la crísis económica de 1993, el 11S, los atentados de Atocha o la guerra de Iraq y Afganistán). Por primera vez en muchos años las masas se movilizaron y salieron a la calle para protestar por su disconformidad con lo preestablecido. 

Primero lo hicimos masivamente contra la violencia de ETA en 1999, momento tras el cual dejamos de tener miedo y nos dimos cuenta que podíamos inundar las calles y alzar la voz; después fue el desastre del Prestige (2002) y las movilizaciones de voluntarios que limpiaron de chapapote las costas gallegas, hecho dignísimo de solidaridad entre regiones. Más tarde, en el 2003 millones de españoles se manifestaron en contra de la guerra de Iraq y, poco después, en el 2004, tras los terribles atentados de Atocha, y muy al contrario que los patriotas estadounidenses, los ciudadanos españoles dieron su voto de castigo al gobierno de Aznar y le derrocaron del gobierno por apoyar la guerra. Entonces, sobrevino la crísis económica actual, y en el 2011 un conglomerado formado por jóvenes estudiantes, adultos desempleados, inmigrantes, jubilados, en otras palabras, las voces que estaban siendo silenciadas por el presente contexto, acamparon en las principales plazas de España dando comienzo al movimiento del 15 de Marzo. Cientos de miles de “indignados” protestaron por la conveniencia e ineficacia del bipartidismo PP-PSOE. 

Para terminar, si miramos atrás, todos esos españoles que han presenciado los anteriores sucesos, que ya están hartos de la situación actual, que se sienten rechazados por el sistema, que padecen las consecuencias de una crisis que ya dura siete años, que no se ven representados por ningún partido político de los que nos gobiernan o que no soportan más el profundo nepotismo que caracteriza las administraciones y los ayuntamientos; todos esos individuos han empezado a “pensar diferente” y ven una posible puerta de salida en el grupo PODEMOS. Seguramente, serán muchos los que votarán a Pablo Iglesia en las próximas elecciones, incluso podría salir victorioso en las urnas. Pero lo que casi nadie ha logrado entender es que Pablo Iglesias y su grupo PODEMOS son el producto de la política desacertada de los últimos veinte años... y no un arribista desenfrenado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario