domingo, 4 de septiembre de 2016

¿Qué está ocurriendo en el mundo?

Desde que Colón levantase el estandarte de cristo en el 'Nuevo Mundo', los españoles hemos sido colonizadores también. Al mismo tiempo, portugueses, holandeses, franceses, ingleses e italianos se montaban en sus barcos y colonizaban el mundo. Fue llamado la 'Era de los descubrimientos'. 

Allá que iba el europeo con sus armas, sus leyes y su comercio a explotar los continentes y a someter a otras culturas: a África, América, Asia arribaron miles de personas en busca de un sueño de prosperidad, pero también, detrás, estaban las monarquías ansiosas de conseguir oro y plata para subvencionar sus guerras. En esta larga cadena de sucesos, muchos europeos se dieron cuenta de la crueldad que suponía la colonización e intentaron protestar, aunque la mayoría de las veces sus voces fueron calladas. 

Luego llegó el siglo XIX, el capitalismo y la industrialización. El europeo llevó sus máquinas, su educación y sus ejércitos. Trazaban extensas rayas en los mapas, dividiendo el territorio en función de los recursos, y en función de las relaciones de poder con las otras potencias colonizadoras. De este modo, cortaron por la mitad culturas, pueblos, lenguas y pensamientos; luego, les dieron privilegios a unos y apartaron del poder a otros; luego, les dieron armas a unos y esclavizaron a otros; Así durante generaciones. 

Entonces, vino el siglo XX y las guerras entre los mismos colonizadores acabó con el ego imperialista y tuvieron que abandonar las tierras que habían colonizado. Entonces, dejaron un panorama de guerras civiles y desordenes allá donde habían pisado. Los europeos, sin embargo, evadiendo responsabilidades, miraron hacia otro lado, como si nunca hubiesen roto un plato. Masacres, epidemias, hambrunas, la sangre corre a raudales en esos países. Entonces se dieron cuenta que, en realidad, los recursos se estaban acabando en el mundo y existía la necesidad de mover fichas para volver a controlar esas tierras; pero ya no podían ir con los estandartes en alto, pues la conciencia del europeo había cambiado, y esas voces que antes eran calladas con leña y plomo, ahora eran muchísimas. 

No obstante, habían creado las 'guerras ocultas': así pues, subvencionaron a guerrillas, ejércitos paramilitares, mercenarios y dictadores a cambio de poder y millones de dolares y, sobre todo, a cambio del control del territorio por empresas occidentales. Esos países, antes colonizados, juegan un rol cambiante según la situación: pueden ser amigos de los europeos, pero también pueden ser enemigos, si ellos no permiten que los recursos de su país sean explotados... Allende, Bin Laden, Hussein, Gaddafi, Al-Ásad, ... El próximo no lo sabemos... Pero seguro que será un país donde abunde el petróleo o el gas natural. Ahora, en el presente, los países colonizadores reciben miles de emigrantes y refugiados que huyen de los conflictos que nosotros hemos creado. Ellos huyen de la guerra, el hambre y la miseria, pero se mueven también por el 'sueño americano'. que les hemos vendido y que ellos han visto en las películas de Hollywood; el mismo sueño que nos vendieron durante siglos cuando nos mudábamos a sus países. 

Esta es la triste historia de todos los conflictos existentes del presente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario