jueves, 21 de febrero de 2019

No sólo döner kebap

Berlín es una de las ciudades más interesantes de Europa para comer de manera económica y además para descubrir nuevas recetas. Su carácter cosmopolitano e internacional es bien conocido. Podemos observarlo en su historia: durante los años 50 la economía alemana del oeste afrontaba un grave problema de falta de mano de obra. El entonces ministro de trabajo Theodor Blank promovió que se contratasen trabajadores de los países del sur, entre los que se encontraban España, Italia, Turquía, Marruecos, Grecia, la antigua Yugoslavia o Portugal. Fueron llamados los "Gastarbeiter" (trabajadores invitados), requeridos en la minería, la siderurgia, la industria automovilística o la construcción. Muchos de ellos regresaron a sus países de origen años más tarde. Otros, sin embargo, se quedaron, formando el grupo social al que aquí denominan "Person mit Migrationshintergrund" (persona con antepasados migrantes), que viene a ser lo mismo que "un alemán con raíces de otro país".  

La gran riqueza cultural que se ha ido depositando generación tras generacion sobre la ciudad es un hecho que el berlinés autóctono suele desdeñar, ya que se siente amenazado por la intromisión de culturas foráneas. Un caso especial se encuentra  en el pueblo turco, el grupo más numeroso, cuyas gentes suman más de dos millones en todo el país, y 120.000 viven en Berlín. Pese a todo, Berlín no sería la urbe que hoy es sin este sustrato turco, imprescindible para comprender la evolución que ha sufrido en los últimos 50 años, convirtiéndose en la vanguardia de Europa.  

Sin entrar en niguna controversia, es indudable que Berlín no es sólo la Meca del döner kebap. Esta ciudad de más de tres millones y medio de habitantes posee un amplísimo abanico de restaurantes, bares, establecimientos de comida rápida tipo "take away" o cocinas del mundo. La comida italiana siempre ha estado en auge. En el presente la española y peruana se encuentran en alza, mientras que las cocinas africanas y asiáticas son igualmente prestigiosas, De todos modos, si paseamos por cualquier barrio de Berlín nos daremos cuenta de la variedad geoculinaria existente: Vietnam, Punjab, Argentina, Japón, Grecia, Jamaica, México, Taiwan, Bulgaria, Francia, Cuba, Indonesia, Sudan, etc.  

Lo verdaderamente impresionante son los precios, pese a ser una capital de una nación próspera. Evitando las zonas turísticas, la media de una comida ronda los 5 . La cantidad y calidad depende mucho de donde vayas, pero, si conseguimos alguna recomendación, seguro que encontraremos un lugar sorprendente. 

Y para terminar, os recomiendo varios sitios de comida internacional muy económicos. Estos puntos no se encuentran en ninguna guía oficial o página Web, sino que las he ido anotando en función de mi propia experiencia. Espero que disfrutéis y ¡buen apetito!

- Pho Pha: comida vietnamita. Hermannstr. 151, 12051 (el plato cuesta entre 5 y 8 
€ -cantidad muy abundante-)
- Basmah: comida sudanesa. Reichenbergerstr. 26, 10999 (Döner por 3 
, salsa satay incluida -cantidad abundante-)  
- Musashi: comida japonesa. Kottbuser Damm 102, 10967 (mejor Sushi de Berlín, bandeja entre 10 y 15 € -cantidad abundante-).
- TS Food Supermarkt: supermercado hindú y africano. Alt Moabit 74, 10555 (hay una mesita en mitad del supermercado donde venden las mejores samosas de Berlín por solo 1 € la unidad -cantidad abundante-)
- Falafel Humbaba: comida de Oriente Medio. Turmstr. 85, 10551 (mejor kebap de la ciudad con excelente pan de pita y salsa picante entre 3 y 4 €)
- Geco Tapas-Bar: comida española. Grünauerstr. 46, 12524. En Köpenick (comida española de exquisita calidad, tapas entre 4 y 6 euros, plato de embutidos entre 4 y 9 euros -cantidad aceptable-)

No hay comentarios:

Publicar un comentario